introducción a la restauración de papel 4

Hoy la sesión está dedicada a las reparaciones. 
Hay 2 grandes tipos de reparaciones: refuerzos y reintegración de zonas perdidas.
empezamos preparando la cola tylosa con una consistencia más bien espesa y separamos aquellas hojas que están bien de las que necesitan algún tipo de reparación
esta es la gama de tonalidades que conseguimos con el tintado de papel japonés, 
es habitual tener que usar diferentes tonos en un mismo libro según la zona que vamos a reparar
cuando la zona a reparar es papel rasgado o cuando el eje donde dobla la hoja (por donde el cuadernillo es cosido) está debilitado usamos papel japonés delgado (aprox. 9gr) porqué no falta papel sino que hay que unirlo o reforzarlo
cuando hay una zona perdida (agujero, esquina, etc.) usamos el japonés grueso (35gr) y hacemos un injerto, eso es: cortamos con los dedos un trozo de japonés con el mismo perfil que la zona a rellenar pero con algo más de diámetro que nos permita montar 1 o 2 mm sobre el papel original
aquí tenemos la zona media de la hoja debilitada, no le falta papel pero tenemos que reforzarla para que pueda volver a ser cosida, en este caso usamos japonés delgado,
encolamos siempre el papel original
colocamos la tira de papel japonés poco a poco

cubrimos con un reemay y planchamos la zona encolada para ayudar al pegado de los papeles y a acelerar el proceso de secado evitando así ondulaciones debidas a la humedad de la cola

una hipotética chispa de lector fumador podría haber dejado un pequeño agujero con quemadura, 
al tratarse de zona perdida cortamos un pequeño trozo de papel japonés grueso con los dedos, encolamos alrededor del agujero y colocamos el japón con la ayuda de las pinzas

cubrimos el papel con un reemay y procedemos al planchado de la zona encolada

aquí tenemos una bonita galería, todo un reto si queremos hacer una restauración bien integrada,
en estos casos de agujero caprichoso es muy complicado cortar el papel con los dedos y conseguir que nos quede algo parecido a este perfil, así que la mesa de luz no ayuda muchísimo

al poner el japonés sobre el papel la luz nos permite ver perfectamente la galería de manera que la vamos a poder reseguir con un objeto puntiagudo pero no cortante como unas pinzas
con la punta de las pinzas reseguimos el perfil de la galería dándole un perímetro de 1 o 2 milímetros más que permitirá que el japonés se agarre bien al papel,
con este perfil que hemos marcado sólo tenemos que estirar un poco y obtenemos la figura que necesitamos para hacer el injerto
encolamos el papel alrededor de la galería, no mucho si tenemos en cuenta que el japonés sólo va a montar 1 o 2 mm, y lo pegamos y planchamos

aquí tenemos la galería reparada, 
ahora nos falta adelgazar un poco al japonés que nos ha quedado sobre algunas letras del texto

con un bisturí vamos frotando el japonés como si lo quisiéramos adelgazar por capas, 
no se trata de cortar sino de erosionarlo
De momento hasta aquí.. Esta semana voy un poco atrasada.. En breve colgaré la parte que falta: cómo hacer el injerto si en casa no tenemos mesa de luz.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s